Feeds:
Entradas
Comentarios

Frases premonitorias

Mañana es el precio por el ayer (Tomorrow is the price for yesterday)

La frase es de Bob Seger, – compositor y músico de rock norteamericano nacido en 1945 que, aunque sigue cantando actualmente, fue más conocido durante los 70-80 – de su canción “No more”.

El verso, aunque concebido contra las guerras de Vietnan, Iraq o cualquiera de las que nos montan nuestros  corruptos políticos – o estúpidos que todo vale – clava nuestra situación actual.

De aquellas “alegrías”… estos lodos.

El problema suele ser que “ellos” disfrutan las alegrías y nosotros limpiamos el barro de la inundación.



Controladores y responsabilidades varias

Hechos más o menos contrastados:

– Cada año 200.000 jovenes, altamente cualificados, tienen que buscar trabajo fuera de nuestro pais.

– Disponemos en España de 47 magnificos aeropuertos, el 60 % de los cuales  están demostrando  ser absolutamente innecesarios al solaparse con el AVE; o al menos económicamente ruinosos.

– SENASA, es una sociedad estatal encargada de la formación de los controladores.Para trabajar como controlador aéreo hay que seguir varios pasos: primero, es necesario pasar unas pruebas de selección para acceder a la escuela de Senasa ; segundo, hay que obtener el título de controlador de tránsito aéreo, que expide Aviación Civil y acredita que su titular ha superado el curso básico de formación teórica en Senasa (dura aproximadamente entre 15 y 16 meses); y tercero, es necesario obtener la licencia, que también expide Aviación Civil, tras un período de prácticas de entre tres y seis meses en una torre de control de un aeropuerto español. En total, el proceso de formación se extiende durante casi dos años.   El acceso al curso de Senasa es la parte más complicada. Las pruebas de acceso deberían convocarse cada año.

– Las malas lenguas dicen que desde 2006 AENA no convoca pruebas de acceso a la escuela de SENASA. (Aunque en su página web dicen que ofertan 144 plazas para 2010-2011 al módico precio de 45.760 €).

Los últimos acontecimientos demuestran que el número de controladores de que dispone nuestro país es manifiestamente insuficiente.

Y  ante el caos aeroportuario actual, la pregunta que surge es ¿Quien es el responsable de esta mala planificación / gestión?

Elige la que te parezca más adecuada:

  • a) Los controladores que son unos irresponsables organizando una huelga salvaje.
  • b) Los directivos de AENA que se dedican al “dolce far niente” cobrando de nuestros impuestos.
  • c) Los sucesivos gobiernos, más preocupados de mantener la “silla”  caliente que de los intereses de los españoles.
  • d) Los ciudadanos de a pie, por aguantarlo todo y seguir votando.

¿Se te ocurre alguna otra?

Uhmmm… pinta mal esto. No se por qué me da que al final nadie tiene  culpa de nada.


Bajo cero


 

Empezamos con  -9º

Logramos llegar a 0º

Así hemos andado hoy todo el día.

Y sin empezar el invierno aún…

¿Salir de casa dices…?

Torre de PISA

Yo a los 26.

¿Y qué edad tenías tú cuando comprendiste que todos somos iguales y que hacemos las mismas tonterías?

(Pero sigo aprendiendo)


Piratería

Séneca afirmaba que  Estados sin justicia no son más que bandas criminales desarrolladas en exceso.

(Si alguien sabe por donde anda la Justicia en este país que me avise, que ando necesitado…)

Lo mismo opinaba Agustín de Hipona – conocido también como San Agustín –: “Quitada la justicia, ¿qué otra cosa son los reinos, sino inmensos latrocinios?

Los latrocinios, ¿qué son sino unos reinos pequeños?

Porque también éstos son una gavilla de hombres que se rigen por el mando de su príncipe, unidos por pactos de asociación, en el que la presa se divide en la proporción convenida. Este mal, si crece con la agregación de tanta gente perdida, y llega al grado de tener lugares y constituir sedes y ocupar ciudades y someter pueblos y toma el nombre de reino que manifiestamente le otorga no la codicia dejada sino la impunidad añadida.”

Y lo ilustraba con una anécdota sobre Alejandro Magno:

“Con toda profundidad le respondió al célebre Alejandro un pirata caido prisionero, cuando el rey en persona le preguntó: ¿qué te parece tener el mar sometido a pillaje? Lo mismo que a tí, le respondió, el tener al mundo entero. Solamente que a mí, que trabajo en una ruin galera, me llaman bandido, y a tí, por hacerlo con toda una flota, te llaman emperador”.

Y a tí…  ¿Quien te parece más pirata?

Hoy cine

Tres  personajes principales, no muy reales hay que decirlo: una niña de 12 años con una madurez no muy infantil y que no encaja bien en su propia familia. Una mujer madura portera de un inmueble precioso en el centro de París, de apariencia inculta y arisca que esconde una personalidad sensible y cultivada: nuestro Erizo. Y un atractivo y rico viudo japonés, Kakuro Ozu, vecino del inmueble, forman el esqueleto de esta película que te engancha desde el principio y hace que te quedes un rato en silencio cuando llega el final, con una sensación algo extraña.

Ternura en la vida cotidiana, en el sentido de la vida y de la muerte, en el amor, en la relación entre las personas.“Si morir es dejar de ver a los que amas y dejar de ver a los que te aman, entonces la muerte si que es una cosa trágica” dice en una escena Paloma la niña protagonista.

Ha recibido críticas dispares. A mi me ha gustado. Mucho.

 

SGAE Y CANON DIGITAL

Leyendo uno de los miles de post que circulan por la red sobre la “actividad” – por usar un término suave, no quiero que me caiga una demanda – de los mamones de la SGAE,  de los agoreros que anuncian la muerte de la música y las múltiples maldades de lo que  llaman “piratería”  y analizando un poco el tema, enseguida se cae en la cuenta de quienes son los verdaderos piratas. He encontrado una perla de comentario que no me resisto a transcribir literalmente:


Sociedad General de Fabricantes de Mesas

Yo creo la Sociedad General de Fabricantes de Mesas.

Yo fabrico una mesa a Victor Manuel, él va, me la paga y se la lleva a su casa. Un día invita a comer a los corruptos de sus amigos para hacerse una cena con jabugo, ostras, caviar de Beluga y otras delicatessen propias de un currante como él.

Pues bueno, ¿cómo es que sus amigos están comiendo en MI mesa, disfrutando de ella Y NO ME ESTÁN PAGANDO?.

¿Que ya la pagó en su momento Victor Manuel y él hace lo que quiera con la mesa?. ¡De eso nada!.

Yo se la vendí a ÉL y no al gordo de Echanove que se está poniendo ciego comiendo en mi mesa.

Así que cada vez que alguien coma en una mesa y no sea éste el que la compró me tiene que pagar.

Pero espera, no solo eso, sino que al que saque beneficio económico de mi trabajo (la puta mesa), lo voy a sangrar.

Osea, todos los restaurantes que me paguen 2 mil € al mes por usar mis mesas. ¿Pero por qué restaurantes solo?, TODO EL MUNDO USA MESAS: las oficinas necesitan mesas para trabajar Y GANAN DINERO POR ELLO, los voy a sangrar a todos.

¿Una boda?, que paguen por las mesas, ¿NO PAGAN POR LOS LANGOSTINOS? (Victor Manuel dixit).

Pero claro, hay un problema: yo antes hacía mesas, pero hace años que no hago ni una y nadie usa una mesa mia. Pues no pasa nada, yo cobro por TODAS las mesas. Es más, por todo lo que tenga 4 patas y una tabla encima. Por si acaso, vete a saber si alguna de ellas es mia o de mis amigos de la Asosiación.

Pero da igual si esas mesas son de Ikea, YO las cobro y luego digo que el dinero se lo lleva Ikea.

Escrito por Sociedad General de Fabricantes de Mesas el Feb 23, 2010

¡¡¡¡ Están matando a las mesas !!!!

Enseguida otro colega toma el hilo y le responde


Para fabricante de mesas.

Yo también fabrico mesas, así que me gustaría ingresar en tu sociedad. Veo muy acertado, ético y justo todo lo que escribes, pero no se si te habrás dado cuenta que con lo que reivindicas estaríamos perdiendo mucho dinero.

Y con esto me refiero a los ingresos que podríamos obtener mediante un CANON aplicable a toda la madera del país, puesto que a todas luces, todo aquel que la compre puede hacer una mesa copiando el estilo de las nuestras.

No se quienes son los autores, pero como ya he pagado el canon se lo Pirateo para que lo disfruteis.

Por favor SGAE,  ¡ Multiplícate por 0 !